jueves, 19 de agosto de 2010


-Y cuando tus manos dejen de ser mi soporte, y tus brazos pierdan contención, y mis pies comienzen a tocar la tierra, voy a perder las fuerzas, voy a temer otra vez-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada